PRINCIPIOS DE UN ORDEN SOCIAL LIBERAL. Segunda edición ampliada

12,48

Autor
Colección
ISBN978-84-7209-536-6
Dimensiones13,00 x 21,00 cm
Número de Páginas162
Fecha de Publicación2011
Número de Edición2
EncuadernaciónRústica

Descripción

El liberalismo, tal como lo entiende Hayek, se basa en una concepción negativa de la libertad. Los principios fundamentales de una sociedad liberal -dice el Autor- pueden resumirse en la predominante importancia que en ella tienen “los tres grandes valores negativos: paz, justicia y libertad”.

Esto no obsta, sin embargo, para que la libertad tenga también, en el sistema hayekiano, un significado altamente positivo. Ante todo, en el sentido de que no se excluye -e incluso se exige- una intervención positiva del gobierno cuando ello se juzgue necesario o se estime como el modo más eficaz de garantizar ciertos servicios sociales, si bien -precisa Hayek- esta intervención positiva del gobierno es cuestión de mera oportunidad, no de principio.

En otro sentido tiene también el Estado una función positiva y la moderna teoría liberal, frente a la tradicional, una importante tarea: “La doctrina liberal tradicional no sólo no ha conseguido afrontar adecuadamente los nuevos problemas, sino que ni siquiera ha elaborado un programa suficientemente claro capaz de trazar el marco jurídico destinado a garantizar un sistema de mercado eficiente. Para que el sistema de libre empresa funcione de tal modo que produzca ventajas, no basta con que las leyes satisfagan los criterios de carácter negativo […], sino que también es necesario que su contenido positivo contribuya a que el mecanismo de mercado funcione de manera satisfactoria […]. Estos problemas fueron algo descuidados por la doctrina liberal del siglo XIX y sólo recientemente han sido tratados de modo sistemático por algunos grupos ‘neoliberales’ .”

Hay un tercer sentido positivo de la libertad que constituye el meollo de la filosofía liberal de Hayek. El rechazo que la doctrina liberal hace de la coacción sobre el individuo, aunque provenga -e incluso sobre todo si proviene- del Estado, no tiene otro sentido que garantizar al individuo un espacio en el que pueda desarrollar sus capacidades y potencialidades. y ello no sólo por el propio individuo, sino también por el bien de la sociedad, ya que sólo de este modo resulta posible maximizar el conocimiento que permite la mejor asignación de los recursos y consiguientemente el desarrollo social óptimo.

Autor

Información sobre el autor

F.A. Hayek

Friedrich A. Hayek (1899-1992), estudió en la Universidad de Viena, donde se doctoró en Derecho y en Ciencias Políticas. Después de servir varios años en la Administración, fue nombrado director del Instituto Austriaco para la Investigación del Ciclo Económico. A partir de 1931 ocupó la cátedra Thomas Tooke de Economía y Estadística en la London School of Economics. En 1950 se trasladó a la Universidad de Chicago como profesor de Ciencias Morales y Sociales. Regresó a Europa en 1962, a la cátedra de Economía en la Universidad de Friburgo.

Doctor «honoris causa» por numerosas universidades, fue miembro de la Academia Británica. En 1974 recibió el Premio Nobel de Economía. Es autor de numerosas obras, entre las cuales destacan Precios y Producción, Camino de Servidumbre, Derecho, Legislación y Libertad, La Fatal Arrogancia y Los Fundamentos de la Libertad.

Índice

Índice

Prólogo a la segunda edición, por Paloma de la Nuez

PRINCIPIOS DE UN ORDEN SOCIAL LIBERAL

LIBERALISMO

I. Introducción
Las distintas acepciones del término ‘liberalismo’

II. Panorama histórico
Las raíces clásicas y medievales
La tradición whig inglesa
Desarrollo del liberalismo continental
El liberalismo clásico inglés
El declive del liberalismo

III. La teoría
La concepción liberal de la libertad
La concepción liberal del derecho
El derecho y el orden espontáneo de las acciones
Derechos naturales, separación de poderes y soberanía
Liberalismo y justicia
Liberalismo e igualdad
Liberalismo y democracia
Las funciones del gobierno en relación con los servicios
Funciones positivas de la legislación liberal
Libertad intelectual y material

POR QUÉ NO SOY CONSERVADOR

1. El conservador carece de objetivo propio
2. Relación triangular de los partidos
3. Conservadurismo y liberalismo
4. La debilidad del conservador
5. ¿Por qué no soy conservador?
6. ¿Qué nombre daríamos al partido de la libertad?
7. Apelación a los “old whigs”
8. Principios teóricos y posibilidades prácticas

LA CONSTITUCIÓN DE UN ESTADO LIBERAL

¿ADÓNDE VA LA DEMOCRACIA?

Índice de nombres

Valoraciones (0)

Valoraciones

No hay valoraciones aún.

Sé el primero en valorar “PRINCIPIOS DE UN ORDEN SOCIAL LIBERAL. Segunda edición ampliada”

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Envío Seguro
En Unión Editorial trabajamos por un pedido seguro

EL PEDIDO LLEGA SIEMPRE A TUS MANOS

  • Paquete Postal: A recoger en la oficina de Correos más próxima. Entre 4 y 10 días hábiles (sólo para España).
  • Correo Internacional Certificado Prioritario: Para Europa de 5 a 7 días hábiles, y para el resto del mundo de 10 a 15 días hábiles hasta aduana, entrega dependiendo del servicio postal del país.
  • Mensajería: Todos los destinos. Uníon Editorial, S.A. trabaja con empresas de prestigio internacional (MRW, SEUR, CHRONOEXPRESS). El tiempo estimado de entrega en España es de 24-48 horas; en Europa es de 48 a 72 horas, y en el resto del mundo, de 96 a 120 horas. Estos plazos se pueden ver alterados por incidencias extraordinarias no imputables a Uníon Editorial, S.A. Las entregas se realizan en días hábiles, excluyendo sábados, domingos y festivos. En caso de que el pedido exceda los 10 kgs., rogamos al cliente se ponga en contacto con Unión Editorial para poder calcular exactamente el importe de su compra y la forma de envío.

Los gastos de envío se calculan automáticamente en tiempo real para que puedas ver el importe total de tu compra. El cliente podrá seleccionar la forma de envío de entre las posibles para su zona. Este cálculo se realiza en base al país de destino según las tarifas que nos marcan los operadores logísticos o las oficinas de correos con las que trabajamos.